Blog

Cuando el calor aprieta. Cómo sobrevivir al verano si eres transportista

07/23/2019

La mayoría de las personas esperan el verano con ansias: vacaciones, altas temperaturas que invitan a disfrutar de la playa, piscinas, chiringuitos… Sin embargo, son un verdadero calvario para los que tienen que seguir trabajando, especialmente si es en la carretera, como es el caso de los transportistas. Mantener los alimentos en buenas condiciones, la deshidratación, las picaduras de insectos, quemaduras o los golpes de calor son algunos de los principales inconvenientes a los que se enfrentan los profesionales del sector. 

Hoy queremos darte una serie de consejos para sobrevivir a estos calurosos meses, si por desgracia, sigues en ruta.

Cuidado con lo que comes

Como sabrás las altas temperaturas pueden echar a perder los alimentos. Así que intenta comprar únicamente lo que necesites. No acumules alimentos o restos de comidas que se puedan estropear y sobre todo hazte con una buena nevera para mantenerlo en perfectas condiciones.

Ten en cuenta que comer alimentos en mal estado puede desencadenar en algunas molestias de salud como vómitos o diarrea o incluso una gastroenteritis.

Bebe mucha agua

Con las altas temperaturas es importante estar siempre bien hidratado, especialmente si estás conduciendo. Y es que, según algunos estudios, la pérdida de líquidos mientras conducimos, puede provocar que cometamos el doble de errores. Incluso en la misma medida que una persona que conduce bajo los efectos del alcohol.

Intenta eso sí, que las bebidas no estén muy frías para evitar problemas de digestión.

Picaduras de insectos

El verano, es la época en la que también proliferan algunos insectos como abejas, avispas o mosquito. Si conduces con las ventanas abiertas puede que te lleves algún que otro picotazo. Por ello es importante que utilices repelentes apropiados y vistas de colores claros.

Si te pica alguna avispa o abeja, comprueba en primer lugar que no se te haya quedado el aguijón dentro. Puedes aplicarte una compresa empapada en amoniaco o bien algún antiséptico que podrás comprar en cualquier farmacia.

Si te pica un mosquito, enfría la zona con un cubito de hielo y úntala con alguna crema para rebajar el escozor de las picaduras.

Quemaduras

Sin duda, uno de los principales inconvenientes del verano es conducir cuando el sol nos da de lleno. Quemaduras o insolaciones son algunas de las consecuencias. Utiliza protectores solares e intenta que la temperatura de cabina sea la apropiada. Si aún así llegas a quemarte, si no es muy grave utiliza cremas aftersun o aloe vera. Si por el contrario te aparecen ampollas no te apliques cremas, limpia la zona con agua y jabón.

Golpe de calor

Uno de los peligros más graves de conducir en verano son los golpes de calor, ya que incluso pueden producir un colapso en la persona que lo padece.

Cuando hace mucho calor, nuestro cuerpo se regula a través de la sudoración. Pero en algunas ocasiones no es suficiente y puede dispararse la temperatura corporal. Cuando sobrepasa de los 40 grados la situación puede comenzar a ser peligrosa y si continúa subiendo provocar incluso la muerte. Para evitarlo recuerda estar siempre bien hidratado y utiliza gorras para proteger la cabeza.

Esperamos que estos consejos te sirvan para hacer tus rutas más llevaderas este verano. ¡Buen viaje!

El conversor de editor HTML de Word le ayuda a componer fácilmente documentos para sitios web.